Ruta circular Pontones Cueva del agua

Ruta realizada el 27 de Febrero consistente en un recorrido circular desde Pontones por  la Cueva del Agua por ambas márgenes del río Segura, la distancia aproximada es de unos 15 kilómetros , ya que debido al olvido del GPS  no puedo poner  el track  y los datos exactos, espero repetirla próximamente ( quizás en sentido contrario) y entonces lo haré, así que el trazado que aparece en la imagen es  aproximado, especialmente el de la margen derecha.

[simage=1992,320,n,center,] [simage=2023,320,n,center,]

Esta ruta en este momento es especialmente gratificante por la cantidad de agua que hay tanto en el río Segura como en sus afluentes, aunque esta circunstancia nos obligó a descalzarnos para vadearlos en un par de ocasiones, pero  el Charco del humo y  La Cueva del agua presentan un aspecto espectacular.

[simage=2032,400,n,center,]

Partimos de Ponton Bajo pasado  el puente sobre el río Segura por el sendero  PR-A195 que va de Pontones a la Huelga Utrera, por la margen izquierda del río Segura, hasta que llegar al arroyo del Masegoso donde una barrera corta el paso a los vehículos ,  este baja   bastante crecido y  no lo podemos vadear sin descazarnos, abandonamos la margen del río Segura  para ascender por la pista junto al arroyo que nos llevará  al cortijo del maestro, pasado este,  una senda a nuestra derecha va ascendiendo hasta llegar sobre el barranco del Arroyo de Las Patas dando vistas al valle del Segura y a Poyotello que la tenemos enfrente.

[simage=2016,400,n,center,]

El camino baja por la margen derecha del Arroyo de las Patas que tenemos que vadear, otra vez descalzos, muy cerca de su desembocadura en el Segura y de un puente por el que cruzaremos para acceder a la Cueva del Agua, no sin antes acercarnos al Charco del Humo por una veredilla a nuestra izquierda.

[simage=2059,400,n,center,]

Ya camino de la cueva  observamos los “chorreones”  que bajan del barranco de Poyotello, la Cueva del Agua , haciendo honos a su nombre ,está completamente anegada con un metro de agua, no pudiendose acceder a su interior, yo en estos últimos años  nunca la he visto con tanto caudal.

[simage=2033,400,n,center,]

Para la vuelta tenemos varias opciones, la primera es subir por el sendero que parte de la cueva del agua hasta Poyotello, donde podremos visitar la aldea, de vuelta y a partir del cartel  que nos indica la cueva del agua  avanzamos junto a la carretera en dirección contraria a la aldea unos 500 metros , dejamos la carretera  para ir a buscar   la Hoya del Cerezo siguiendo el tendido eléctrico,continuamos  por la zona de los  Palancares, donde habremos enlazado con el GR7 que viene de Santiago de la Espada , el tendido eléctrico nos vuelve a servir de referencia ya que el sendero va prácticamente bajo él,    hasta llegar a una tinada donde el camino se convierte en un  un carril  que nos llevará  hasta la carretera de Santiago de La Espada-Pontones, la cual seguiremos durante un kilómetro hasta el puente donde iniciamos la ruta.

[simage=2081,400,n,center,]

[simage=2080,400,n,center,]

[simage=2078,400,n,center,]

La segunda opción es tomar un camino que parte a nuestra derecha a unos 700 metros desde  la Cueva del Agua, atravesamos un pequeño barranco y lo seguimos  enlazando al cabo de un par de kilometros con el GR7 antes citado.

No obstante si tenemos tiempo nos podemos acercar al borde del valle del Segura, a nuestra derecha, donde tendremos unas espectaculares vistas del mismo.

[simage=2064,400,n,center,]

La ruta se puede hacer en unas 5 horas contando el tiempo empleado para hacer fotos, paradas en el Charco del Humo, Cueva del Agua… incrementándose si nos detenemos a visitar Poyotello.

Vídeos

Charco del Humo (cámara lenta)

Cueva del Agua

Fotos de la ruta

[salbumphotos=48,200,3,n,n,picasa_order,center,]


Cara y cruz del temporal de lluvia

Este invierno tan lluvioso, no solo en nuestro municipio, sino también en Jaén, Andalucía y España; tiene dos caras, la cara amable de ver correr el agua por donde hacía tiempo que no la veíamos,  la de  ríos pletóricos y bravos, la de pantanos a rebosar… pero la otra cara es  comarcas  sufriendo continuas inundaciones ,  casas derribadas, gente que pierde todo lo que tiene,  incluso hasta la vida.

Aquí en nuestra zona por ejemplo  la cara podría ser el río Segura que brota impetuoso en Fuente Segura  y la cruz los continuos y peligrosos despredimientos en las carreteras especialmente en la de Santiago de la Espada -Las Juntas.

[salbumphotos=47,200,3,n,n,uploaded_timestamp,center,]

Fauna Santiago-Pontones Cabra montesa

La cabra montesa (Capra pyrenaica) es una de las especies de bóvidos del género Capra que existen en Europa. Se trata de un endemismo que actualmente sólo se encuentra en las áreas montañosas de España, de las cuatro subespecies ( 2 extintas) en la zona de Santiago-Pontones  y en general en todas las cordilleras cercanas al Mar Mediterráneo encontramos la Capra pyrenaica hispanica que  alcanza su mayor concentración en Sierra Nevada, en nuestras Sierras se recupera tras la epidemia de sarna que casi acaba con ella, ya que se pasó de 10000 ejemplares a 250, en la actualidad su población ronda los 2000 ejemplares.

CARACTERÍSTICAS

La cabra montesa es una especie con fuerte dimorfismo sexual, al igual que muchos otros bóvidos,existiendo  gran diferencia entre machos y hembras.

Las hembras miden unos 1,20 metros de largo y otros 60 de altura en la cruz, pesando entre 30 y 45 kilos de peso. Tienen cuernos bastante cortos y se parecen bastante a una cabra doméstica.

Hembra y cría.PINCHAR EN IMAGEN PARA MAS FOTOS



Los machos, en cambio, pueden llegar a los 148 centímetros de largo y tener una altura de 77 centímetros en la cruz, alcanzando un peso máximo de 110 kilos.

Los cuernos de los machos son notablemente gruesos y pueden llegar a ser el triple de largos que los de las hembras. Están más separados entre sí que los cuernos de otras especies del género Capra. Los machos adultos tienen también una cara más alargada y la típica barba de chivo oscura bajo la mandíbula.

El color y longitud del pelaje varía según las subespecies y la época del año, tornándose más largo y grisáceo en invierno. Tras las mudas de pelo de abril y mayo, el color es pardo o canela, con manchas oscuras en la parte inferior de las patas que en los machos adultos pueden extenderse hacia los costados, hombros y vientre. La parte central de éste es blanca en ambos sexos, y la cola negra y corta (12-13 cm.).

Esta especie se desenvuelve por igual de día y de noche, aunque sus máximas horas de actividad se localizan por la mañana y a finales de la tarde, cerca del crepúsculo. En invierno desarrollan su actividad en las horas centrales del día, que es cuando hace más calor.

Son animales sociables, pero cambian a menudo de manada. Ésta puede estar constituida por machos adultos, hembras con sus crías o adolescentes de ambos sexos (en este último caso, sólo durante el verano). Los machos y las hembras adultas se reúnen en la época de celo, en los meses de noviembre y diciembre -caracterizados por los violentos combates cabeza contra cabeza de los machos- y las crías (una por parto) nacen todas en mayo.

Habitan tanto en bosques como en extensiones herbáceas, en cotas montañosas de entre 500 y 2500 metros de altura. La dieta es predominantemente herbácea, aunque en invierno se torna más arbustiva. Si es necesario, excavan en la nieve para acceder hasta la vegetación.

La cabra montesa cuenta con lobos, osos y águilas como depredadores naturales, pero éstos han desaparecido en los últimos tiempos de amplias zonas de su distribución. La caza de esta especie por parte del hombre se producía ya en la Prehistoria, primero a cargo del hombre de Neandertal y desde hace 40-35000 años, por nuestra especie. Son abundantes sus restos en las cuevas paleolíticas y aparece representada con frecuencia en las pinturas rupestres de toda la Península Ibérica, en nuestro municipio están representadas en los abrigos levantinos de Las Cuevas del Engarbo, especialmente curiosa es la escena en la que el personaje parece sujetar a una cabra montesa.

[simage=1669,200,n,center,] [simage=1660,200,n,center,] [simage=1765,200,n,center,]

Con la introducción de la agricultura y el aumento de la población humana (y con ello, de la caza), su población desapareció de varias zonas y en otras menguó ostensiblemente. En tiempos recientes, el hecho de ser una especie única en el mundo, endémica de la Península, la convirtió en una cotizada especie de caza mayor.

Ya a finales del siglo XIX, la población de cabra montés estaba en rápida regresión, habiéndose extinguido la subespecie gallego-portuguesa. No fue hasta 1950 cuando comenzaron a crearse numerosas reservas para proteger la cabra montesa, aunque en muchos casos no se crearon políticas adecuadas al efecto. La falta de cabras montesas para las cacerías intentó cubrirse durante el tardo franquismo con la introducción de otros bóvidos foráneos, como el muflón y el arruí, en nuestra zona muflón y gamo en 1953,  especies que han tenido un impacto desigual sobre la flora y fauna local y en algunos casos han puesto aún más en aprietos a la cabra montesa, pues compiten con ella por los mismos recursos.

El Mufón especie no autóctona competidora de la Cabra Montesa.Muflona y cría.

Nacimiento del río Segura nevado

Aprovechando la tregua entre la nevada del sábado y la prevista  del  lunes, me he acercado a Fuente Segura   para verlo nevado, una mañana fría a tres grados bajo cero y con la carretera desde el Collado de las Minas hasta el nacimiento con algo de hielo, aunque desde Santiago de la Espada a Pontones la carretera estaba completamente limpia.

[simage=1812,512,n,center,]

Aquí dejo el resto de imágenes.

[salbumphotos=42,200,3,n,n,uploaded_timestamp,center,]