Subida al Calar del Pino desde la zona de la Huelga Utrera (I).

[shashin type=”photo” id=”15490″ size=”large” columns=”max” order=”user” position=”center”] [shashin type=”photo” id=”15758,15759″ size=”large” columns=”max” order=”user” position=”center”]

Afrontamos la subida al Calar del Pino por esta zona en apariencia poco accesible  por lo escarpado del terreno y la casi ausencia de camino definido como preparación de una próxima ruta circular por la zona.

Contábamos como única referencia con las indicaciones de Luis Cano en un foro señalando la existencia de una senda muy perdida que ascendía hasta una tinada abandonada  a media ladera, así que comenzamos la dura ascensión hasta que dimos con ella.

[shashin type=”photo” id=”15481,15492,15495,15496,15485,15486″ size=”Medium” columns=”2″ order=”user” position=”center”]

A partir de este momento la subida se hace bastante más rápidamente y podemos dedicarnos a contemplar frente a nosotros el Monte de Despiernacaballos y la Campana, el Poyo de los Corzos  sobre  el Cotijo del Aljibe, sobre nuestras cabezas los farallones del Calar del Pino.

[shashin type=”photo” id=”15497,15498,15500,15505,15507,15511″ size=”medium” columns=”2″ order=”user” position=”center”]

La senda llega hasta una tinada abandonada, donde podemos hacer una alto antes de  afrontar la segunda parte de la ascensión, o desviarnos a nueStra izquierda para tener una buena panorámica del valle del río Madera, Huelga Utrera, Cabeza Gorda, Arrancapechos, cortijo de los Fresnos…

[shashin type=”photo” id=”15516,15515,15522,15523,15536,15517″ size=”medium” columns=”2″ order=”user” position=”center”]

Continuamos la ascensión buscando la pared izquierda de un gran monolito situado sobre nosotros en dirección al la cima del Calar, de allí arranca una empinadísma senda junto a la raspa sobre el barranco del Goterón.

Por aquí hemos colocado algún hito de piedras para confirmar el buen camino.

[shashin type=”photo” id=”15527,15528,15531,15534,15535,15529″ size=”medium” columns=”2″ order=”user” position=”center”]

La seguimos hasta que alcanza la altura máxima y empieza a descender, nos desviamos a la derecha y ya sin camino ascendemos los últimos 200 metros hasta el Calar.

[shashin type=”photo” id=”15539,15541″ size=”medium” columns=”2″ order=”user” position=”center”]

Desde allí tendremos unas impresionantes vistas del Valle del Segura, ,Madera, Depiernacaballos….

[shashin type=”photo” id=”15542,15544,15547,15552,15551,15562,15570,15572″ size=”medium” columns=”2″ order=”user” position=”center”]

Tras un rápido recorrido por esta zona del Calar, bajamos por el mismo recorrido hasta la carretera , sin que lograramos localizar la primera parte de senda, la primera parte de la senda.

A la semana siguiente hice la circular completa del Calar desde La Toba, subiendo por el mismo lugar y bajando por el cortijo de la Loma, pero eso lo dejamos para la siguiente entrada.

 

 

 

Sobre el Autor: Lorite

4 comentarios a “Subida al Calar del Pino desde la zona de la Huelga Utrera (I).”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Francisco José Lorite - noviembre 14, 2012 en 5:30 pm Deja un comentario

    ¡Rutaza maestro! Tanto por el tipo de subida, panorámicas y por supuesto por el guía ;-).
    Me he quedado con las ganas de hacer la circular completa por las vistas que hay, así que en cuanto tengamos un hueco tienes que repetirla :-D.

  2. pradomaguillo.com - noviembre 15, 2012 en 8:25 pm Deja un comentario

    Muy montañera, poco conocida y “offroad” esta ruta. Esta, más o menos, la tenemos pendiente de hacer con un amigo que tiene casa en la Venta Benito y conoce bien el camino. A ver si algún día podemos porque a la vista del reportaje, merece la pena. Un saludo.

  3. Luis - noviembre 16, 2012 en 7:55 am Deja un comentario

    Gracias por la mención.
    A mi me pasó lo mismo. No encontré la sendilal hasta remontar unos metros desde la cerretera. Realmente fui a la aventura sin saber si encontraria alguna senda, pero al menos si sabía que habñia una tinada y ahí me dirigia cuando dñi con la senda. Y efectivamente recuerdo que no llegaba a coronar al Calar del Pino, pero pasaba muy cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.